Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 19 de octubre de 2010

Bulimia Nerviosa

La bulimia cumple el ciclo Atracón-Purgación. Primero una gran ingesta y luego la purgación para eliminar.
En la bulimia está presente la inseguridad en la valía personal y depende exageradamente de la aprobación de otros, de complacer a los demás ocultando sus deseos y necesidades, siendo la comida la única fuente de confort así como  perfeccionistas de la imagen corporal.
Comportamiento alimentario: Normal o abundante. Períodos de ayuno o dieta restrictiva. Comportamiento posterior a la comida  con desapariciones repentinas, visitas al baño, excusas como necesitar descansar.
Los atracones (tras realización de dietas de alimentos engordantes) se repiten con conductas purgativas, vomitos auto inducidos, uso de laxantes y diuréticos como método ideal para mantenerse delgado y como solución al malestar físico o psíquico. Comienza de manera leve y se transforma en un circulo vicioso.
El atracón como una  sensación irresistible unida a la sensación de no poder dejar. Se puede diferenciar en Objetivo como consumo excesivo de comida y sensación de pérdida de control y Subjetivo, cantidad leve pero con la sensación de no poder resistir el deseo de comer o parar.
Durante el atracón el nivel de conciencia se reduce, se come de forma automática, sin pensamientos, de forma rápida hasta no poder moverse o finalizando cuando hay dolor abdominal, o por la aparición de alguien o por  síntomas de sueño.
Impulso irrefrenable por razones no discriminadas. no pudiendo poner palabras a emociones como frustración, ira, aburrimiento, soledad, inseguridad, vacío y eludiendo problemas que necesitan resolverse y que afloran cuando hay un tiempo libre poco estructurado  no pudiendo discriminar lo que es adecuado.
Esa insatisfacción hace que se encuentre decepción necesitando  experiencias nuevas para sentirse vivo por dentro, exagerando en la comida para compensar el hastío. El atracón  calma y ocupa ese vacío, ese tiempo hueco. Así la comida es una forma de acompañamiento y a la vez sustitución de carencias afectivas como consecuencia de relaciones familiares predominantemente materiales en la infancia y/o adolescencia como por ejemplo premiar con una merienda pasando a ser así la comida  un valor afectivo de bienestar y  que más adelante  al sentir vacío emocional buscará en la comida  llenarse y que no  colmará porque el alimento es anímico: la soledad, tristeza, aburrimiento están sepultados por el atracón temporalmente que  luego irrumpirá con más fuerza.
El deseo de ser el mejor hace que este tipo de pacientes no establezca verdaderas relaciones con los demás sintiendo una gran soledad, competitividad y negación de sentimientos tratando de resolver las dificultades de relación evadiendolas con el éxito de su apariencia, comida, chicos y en muchos casos consumo excesivo de alcohol.
Sufren fuerte stress debido a la acumulación de frustraciones y criticas constantes a todo lo que hacen  volviéndolas muy sensibles y sensitivas ya  no  pudiendo aguantar el mínimo dolor o frustración y la forma de compensar el sufrimiento es comiendo como entretenimiento y placer convirtiéndose en la única fuente de refuerzos con  un miedo elevado a la gordura y el descontrol.
La comida adormece los sentimientos como una especie de droga, lo que distrae la atención de los problemas y pensamientos  permitiendo escapar por momentos del sufrimiento.
También se asocia el comer como una forma de darse ánimos antes de una actividad con responsabilidad o tener que afrontar algo duro buscando la energía material  proporcionada en los alimentos.
Esa vulnerabilidad al atracón  motivada por la incapacidad para admitir sus limites y la ausencia controladora provoca que  los comportamientos negativos irrumpan con fuerza y así el comer y vomitar es una forma de agresion propia y ajena que ante el más mínimo fallo surge como  forma de maltrato por no ser lo que debería o gustaría.
Así la comida excesiva toma forma de agresión hacia aquel que la hace sentir indefensa y el vomitar actúa como anestesia a los sentimientos negativos del sometimiento. El atracón es frecuente en relaciones abusivas y ante la confusión entre autoridad y  el poder  que se ejerce dictatorialmente.
Ante la insatisfacción hay decepción, aburrimiento  generando  búsqueda de experiencias para sentirse viva, así la comida es una forma de sentir y compensar  estos sentimientos además de una distorsión muy grande de la imagen corporal.
Síntomas físicos y complicaciones más graves en el ciclo atracón-purgación y mal nutrición:
Presencia de atracones, fluctuaciones de peso llamativos, ruptura de venas en los ojos, glandulas salivales afectadas por los vomitos, alteraciones electrolíticas y minerales en el organismo. Fatiga, dolor de cabeza, dolor abdominal, hinchazón, palpitaciones, arritmias, erosión dental por ácidos gástricos, callosidades en dedos o manos, alteraciones en el funcionamiento de intestinos, cancer de esófago, fluctuaciones de glucosa en sangre pudiendo afectar el funcionamiento renal, hepático, diabetes, problemas en el sistema inmunologico, calambres, estreñimiento con diarreas e incontinencias, colon catártico.
Desde lo psicológico alteraciones en lo emocional, comportamental y relacional con apariencia saludable.
Cambios en el estado de animo, depresión, sentimientos de auto desprecio, tristeza, culpa y hasta odio hacia sí misma. Necesidad de aprobación (incluyendo la suya propia) para sentirse bien consigo misma.
Autovalia determinada por la consecución de una silueta delgada.
Evitación de comidas sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa tu opinión.