Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

viernes, 28 de junio de 2013

Desarrollar el hábito de pensar positivamente

Mucho se habla de ser positivo, aunque en realidad no siempre se entiende lo suficiente.
Ser positivo no es creer que todo esta bien, rebosar de optimismo,
 vivir en una fantasía o ilusión y pasar de todo.
Pensar positivamente implica tener un entendimiento más profundo y reflexivo.
Ante una situación difícil podrías preguntarte
 ¿Que es lo que puedo aprender de ello?
¿Hay algo por hacer, cual podría ser mi mejor aporte?
La escuela de la vida que lección intenta enseñarme?
Cultivar la positividad implica esfuerzo  para desarrollar fortaleza, coraje, confianza, equilibrio.
Puede no resultar sencillo aunque en la medida que te ocupas
vas logrando cambios y eso es lo que cuenta.
Es importante nutrir tu mente: lo que vemos, lo que oímos, lo que hablamos también es alimento.
Debes poner especial atención en elegir que consumes, ser selectivo para no contaminarte y poder así desarrollar un hábito más sano.
 Nuestros pensamientos consumen mucha energía.
¿Que pensamientos gobiernan mi mente?
Aliméntate de buenas lecturas, conversaciones que aporten,
imágenes, música, materiales,  son iniciativas que colaborarán en el cambio que deseas lograr.
Se determinado y concéntrate en fortalecer aspectos y cualidades positivas  como el coraje, la esperanza,
 la confianza,  la compasión, la paz, el amor.
Rodearte de personas con las que sientas que puedes aprender
trae beneficio, que te animen,
y aunque no siempre te digan lo que te gustaría escuchar,
aprecias sus valores y la manera de comportarse en el mundo.
Crea un ambiente más relajado, que estimule a pensar, reflexionar, con luz, aromas así como un entorno positivo en el trabajo,
no busques cambiarlo,
tú proteges y mantienes ese estado positivo
 de forma  natural y con firmeza.
Acepta tus errores y el de los demás, sin tantas exigencias y preocupaciones,  permítete aprender,
corregir, sin dejar de ser apreciativo para contigo y para con los otros.
Y cuando las situaciones sean muy difíciles busca ayuda,
conversa con alguien en quien confíes,
que pueda ayudarte a recuperar lo positivo que hay en ti y encontrar una solución más sana.
No significa que no puedas, simplemente tiendes tu mano
 para darle la opción a otro que pueda brindar  ayuda,
 algo de su experiencia y aprendizaje.
Es un acto también de humildad y motivación para cambiar que desarrolla  fuerza y confianza.
Anímate a dejar atrás lo viejo, lo inútil, lo que ya no te sirve.
Medita, todos los días medita.
 Esa práctica de silencio te permitirá conectar
con tu positividad y fuerza interior
que  necesita salir a la luz ahora.


jueves, 27 de junio de 2013

¿Quién 'puede' encontrar reposo en un mundo barroso?


"Los sabios antiguos (de todos los tiempos) poseían una sabiduría sutil y un entendimiento profundo.
Tan profundo, que no podían ser entendidos (ya que los seres del mundo, mayoritariamente, se movían y se mueven en un plano muy superficial).
Y porque no podían ser entendidos
debe describírselos en la siguiente forma:
cautelosos, cual si cruzaran un torrente invernal;
irresolutos, como cuando se actúa como huésped;
delebles, como hielo que comienza a derretirse;
genuinos, como un trozo desnudo de madera;
liberales, como un valle;
serenos, como aguas lóbregas.
¿Quién puede encontrar reposo en un mundo barroso? (el mundo, desde hace miles de años)
Permaneciendo quieto, se hace la claridad.
¿Quien puede mantener la calma largo tiempo?
Por la actividad se vuelve a la vida.
Aquel que abrace al Tao (Verdad, Dios, Unidad Suprema, Energía, Sat-chit-Ananda...)
Se cuida (no se fía) de los deseos (y se cuida de las trampas del yo),
y porque se cuida (no se fía) de los deseos (y se cuida de las trampas del yo),
y porque se cuida de los deseos (y del yo),
se coloca más allá de la destrucción y la renovación".

                                                 Lao Tsé, Tao Te King, XX


martes, 18 de junio de 2013

Experiencia práctica de paz y compasión

Ejercicio simple para experimentar la paz interior y la compasión (bondad)

Sientate cómodamente y relájate. Ahora enfoca su atención en la respiración ... deja que encuentre su propio ritmo tranquilo ... respira suavemente en paz y exhala cualquier sentimiento negativo.

Deja que tu mente se vuelva calmada  ... no juzgues tus pensamientos como buenos o malos, aceptalos y dejarlos ir.

Ahora concéntrate en tu paz interior ... ese lugar que está en lo profundo de ti mismo ...  que es tranquilo... ¿dónde se encuentra tu compasión interior (bondad) y el perdón? ...   en lo profundo del ser
 se  paciente, tolerante, generoso... todas estas cualidades están ahí, conforman tu compasión interior.
 Experimenta la sensación de bondad...  de ser compasivo contigo y con los demás, perdonandote y perdonando.

Ahora levanta tu conciencia más allá de ti mismo ... a un lugar de paz sin límites ... puedes verlo  como un pequeño punto de luz. A medida que avanzas hacia esa luz, se vuelve más brillante ...  como un océano de paz ... de pureza, de amor, de compasión ... imagina un hilo que te une; te sientes conectado con esa energía pura de paz  ... que te envuelve como un manto, y  en la conexión  absorbe cada parte de ti con un calor agradable y una sensación de protección.

Descansa en ese sentimiento de estar unido ... una vibración ... una luz y permite llenarte ... hasta que rebose

Ahora, poco a poco se aleja - como un punto de luz, como una pequeñisima estrella; todavía mantienes la experiencia de amor y compasión .. y puedes volver a conectarte en cualquier momento que te tomes el  tiempo para ello.




miércoles, 5 de junio de 2013

Humildad

La humildad no descarta nada sino que toma en serio hasta las cosas más insignificantes.
Es reconocer todo lo que se presente en la vida y,que lo que se encuentre en frente a uno
 se ha de respetar como algo que le hará avanzar;
es reconocer que dentro de lo grande a veces hay poco
 pero dentro de lo pequeño a menudo se encuentra una enormidad.
La humildad no estira la mano para recibir nada extra sino que toma lo que hay,
 sea comida, ropa o entendimiento.
A veces hay mucho y otras veces sólo un poco.
Pero no importa. Incluso cuando uno no entiende nada
no se preocupa porque con su humildad confía
en que todo le llegará en el momento adecuado.
 El conocimiento en un momento inoportuno es tan peligroso como la ignorancia.
La humildad es estar dispuesto a ser usado de la forma que sea necesaria,
sin importar lo disonante que parezca,
porque cuando se tiene humildad, la individualidad se cambia por la tarea en que se está participando.
En este caso la tranquilidad es una aceptación incuestionable de lo que sea que hay que hacer.
La humildad es excepcional porque para tenerla no se ha de desear nada.
Si uno la tiene lo consigue todo.

                                 Del libro de las virtudes