Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 8 de marzo de 2011

¿Te definirías como alguien que, en general , ha tenido buena suerte o lo contrario ?

Según los estudios realizados por el médico inglés Wiseman más de la mitad de las personas cree que tienen buena suerte; casi un 20% cree que ha tenido buena y mala suerte distribuida más o menos equitativamente en su vida y una de cada diez piensa que casi siempre o siempre ha tenido mala suerte.
El resto un 15% dice no creer que la suerte exista o se niegan a decirlo.
Lo interesante del estudio además de la estadistica de las respuestas obtenidas, es el seguimiento posterior de los encuestados y la confirmación de un dato:
"las personas que dicen ser afortunadas obtienen estadísticamente más resultados favorables o coincidentes con su deseo que aquellos que creen lo contrario".
Esto significa que los hombres y mujeres que dicen tener suerte, les va mejor que a los demás.
En el libro "Nadie nace con suerte" del autor nombrado se incluyen dos proverbios:

Si un hombre sin suerte vendiera paraguas,
dejaría de llover.
Si después vendiera velas,
el sol no se pondría.
Si entonces decidiera probar fortuna
vendiendo ataúdes...
la gente no se moriría nunca. Parábola judía

Si tiras al mar
a un hombre con suerte,
saldrá con un pez en la boca...Refranero árabe


Aquellas personas que se sienten afortunadas tienen de promedio, una actitud más optimista sobre todo a lo nuevo y un comportamiento más constructivo, positivo y comprometido frente a las dificultades.
Quizá esto pueda explicar por qué los buenos resultados acompañan más a los "suertudos" confirmando que tienen suerte.
Con el mismo razonamiento, los malos resultados parecen tener predilección por los que se califican como desafortunados.

Hay una anécdota de un cotizado pintor que, tras buscar en vano durante meses un efecto pictórico, arrojó el pincel contra el lienzo en un arranque de rabia y desesperación y casualmente el efecto apareció.
La aparición azarosa del trazo ideal fué un golpe de suerte, es evidente...
Pero la pregunta es ¿cómo pudo reconocer el artista que ése era el trazo buscado?
Más allá de lo fortuito, el mérito sólo le pertenece a la sensibilidad artística del pintor.
Entonces aparece otra pregunta:¿ Tener ese talento será tambien un golpe de suerte?
"No basta con la suerte de tener talento, hace falta también el talento de tener suerte"H. Berlioz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa tu opinión.