Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

jueves, 15 de marzo de 2012

La cualidad de la Estabilidad

El factor decisivo en  la transformación personal es la mente.
En un estado de calma y estabilidad emocional casi siempre las acciones y respuestas protegen esa paz.
Por ello es importante no perder de vista mis prioridades: conservar la paz, la estabilidad, la armonía.
Requiere de práctica, entrenamiento y meditación.
Como hacerlo?
Observar los pensamientos, estar atentos a las emociones y tener determinación para eliminar hábitos mentales insanos así como reafirmar otros más positivos y eficaces para lograr la estabilidad de nuestra paz mental.
Podríamos pensar: ¿Hasta que punto nos ayudan o nos perturban los obstáculos y dificultades externas?
Según la calidad de mi mente así será la calidad del mundo que percibo.
Si mejoro la calidad de mi mente mejorarán mis percepciones y experiencias y el mundo me parecerá más perfecto tal como es.
Desde un paradigma material acontece la ilusión, el engaño, la confusión.
Desde un paradigma espiritual potenciamos el amor, generamos paciencia así como una actitud de contentamiento mientras mejoramos y avanzamos  en el aprendizaje y corremos el velo de lo limitado.
Nada es fijo ni permanente, todas las acciones tienen consecuencias. El cambio es inherente en todo y es posible llevar a cabo este cambio de forma consciente.
Recuerda tus auténticos objetivos de mantener la estabilidad mental y emocional.
El enfado obstaculiza nuestro progreso espiritual. Perdemos nuestro sentido común, te dañas y dañamos a otros.
Para superar el enfado:
-Darse cuenta y recordar las consecuencias
-Consideremos nuestra falta de aceptación y consiguiente enfado
-Un autentico antídoto del enfado es la paciencia
-Aceptar a otros sin juzgarlos mejorará nuestras relaciones y controlaremos la crítica.
-Alegrarnos por los logros de otros nos ayudará a desarrollar potencialidades similares y superar la envidia
-Controlar el enfado no es reprimirlo
-Tener una fuerte determinación para no enfadarnos
-La paciencia no es resignación. Con ella podemos funcionar y comunicar mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa tu opinión.