Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

jueves, 13 de septiembre de 2012

EL TRABAJO Y LA SATISFACCIÓN PERSONAL

La vida laboral está experimentando cambios.
Cuando el trabajo escasea, la satisfacción personal tiene un peso ligeramente menor;
cuando abunda, la satisfacción personal es más valorada.
Pero la tendencia en estos últimos 20 años se inclina por una economía centrada más en la satisfacción personal.
Reorientar el trabajo para poner en práctica cada día las fortalezas y virtudes no sólo lo hace más agradable, sino que transforma en vocación una actividad rutinaria o sin posibilidad de desarrollo.
La vocación genera un empleo más gratificante porque el trabajo se realiza por si mismo en lugar de hacerlo sólo por los beneficios materiales que conlleva.
¿Como enmarca una persona el trabajo en el conjunto de su vida?
Los especialistas distinguen tres tipos de orientación laboral:
un trabajo, una carrera, una vocación.
Un trabajo sirve para cobrar un sueldo. Un medio para lograr otros fines(ocio, familias) y no se espera de él otro tipo de compensación. Cuando se deja de percibir remuneración, el trabajo es abandonado.
Una carrera implica una inversión personal más profunda (logros y ascensos).
La vocación es un compromiso apasionado con el trabajo por él mismo. Las personas con vocación consideran que su labor contribuye al bien general, a algo que trasciende al individuo.
El trabajo es satisfactorio por derecho propio, independientemente del dinero y los ascensos.
Por ejemplo:el personal de limpieza que considera su empleo una vocación desempeña su trabajo de forma que resulte significativo: hacer del mundo un lugar más limpio y saludable.
Tener la posibilidad  de elegir una profesión y ejercerla es algo nuevo. Durante milenios, los hijos se limitaban a ser pequeños aprendices del oficio de sus padres en el que se prepararon para ejercer de adultos. Este patrón empezó a cambiar al marcharse de las granjas rumbo a las ciudades y en la posibilidad de elección.
El trabajo puede ser un momento propicio para fluir. El descubrimiento más importante sobre la fluidez en el trabajo no es el hecho poco sorprendente de que las personas con grandes profesiones como inventores, escultores, jueces, lo viven como una experiencia positiva. La cuestión está en que el resto de nosotros lo vivamos también, como una experiencia positiva y reorientemos nuestro trabajo, que es más mundano, de forma que podamos disfrutar de él con más frecuencia.

                Referencias extraídas del Estudio de la Psicología positiva de M. Seligman


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa tu opinión.