Bienvenidos a www.cambiopositivo-liliana.blogspot.com

Si en tu vida hay alguna circunstancia o situación y deseas que te ayude a afrontarla, o si no te han quedado claro algunos puntos puedes escribirme a cambiopositivo@hotmail.com

Páginas vistas la semana pasada

TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, 27 de enero de 2013

Comunicación y Argumentación


Argumentar tiene que ver con proponer buenas razones para adherirse además de darse el fenómeno de la reflexión a la opinión.
La palabra argumentativa ha de existir por sí misma con independencia de quien la emita y tiene que poder circular y dirigirse a los demás.
Lo que convence no es la persona sino sus palabras.
En la argumentación lo más importante es lo que se dice y no la hazaña verbal además de empatía, apertura hacia los demás, crear un vinculo social y cierta forma de honradez.
El hecho se demuestra.
El sentimiento se comunica.
La opinión es un punto de vista por naturaleza discutible.
Cuando se tiene interés por la argumentación
puede ser necesario realizar un ejercicio de introspección
y plantearse sistemáticamente la pregunta:
¿cómo he ido forjando en mi esta opinión con la que me siento tan identificado?
 La práctica de convencer nos enseña que estamos constituidos por
las opiniones que defendemos.Convencer a alguien es obrar sobre él recurriendo a la palabra.
La palabra para convencer es una fuerza que no genera dominación,
por el contrario  eficacia, ética y respeto.
Existen opiniones que acaban imponiéndose y otras que acaban abandonándose.
Sin embargo, el principio de simetría implica que toda palabra, toda opinión, ha de poder defenderse,escucharse y considerarse. El principio democrático que tanto apreciaban los griegos es efectivamente la igualdad en el tiempo del uso de la palabra, vinculada a la necesidad de la escucha mutua. Actualmente en las sociedades modernas las parejas ya no se constituyen según un principio jerárquico, sino según la idea de que las decisiones se toman de manera conjunta, intentando convencerse mutuamente de los puntos de vista que se adoptan.
Cuando debe tomarse una decisión en común, y la vida proporciona infinidad de ocasiones para ello, resulta necesario discutir, confrontar los puntos de vista.
Defender una opinión no sólo porque creemos que será la más adecuada, sino porque los demás, o al menos la mayor parte de ellos, podrán sumarse a la misma aunque sea de forma provisional.
En democracia toda decisión, sea politica, conyugal o familiar, es susceptible de ser criticada y posteriormente modificada.


            Referencias tomadas del libro El arte de Convencer

       
     












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa tu opinión.